imagen- blog- INADEE

 

10 Claves para conversaciones eficaces en Coaching


Hay varios aspectos para una conversación eficaz en Coaching. Voy a mencionar los que a mi juicio son los más importantes.
1.            Preguntas iniciales
Hay preguntas básicas que guiarán al Coach para entablar conversaciones efectivas. Son cuestiones que deben quedar claras, puesto que es el cliente quien acude con una cuestión a trabajar.
Esto define el inicio de la conversación:
¿Qué es lo que te gustaría trabajar en esta sesión?
¿Por qué ese tema es importante para ti?
¿Podrías decirme cómo te darías cuenta que te llevas lo que has venido a buscar?
Si bien este esquema es muy útil, también es obvio que no se debe aplicar con absoluta rigidez. El Coach tiene una experiencia necesaria para ayudar al Coachee a encontrar las respuestas.
2.            Chequear que el sentido dado por el Coach a lo expresado por el Coachee es correcto. Es muy útil el parafraseo.
También es muy necesario el chequeo que el Coach debe hacer sobre lo que ha comprendido. Por ejemplo:
-Entonces, dices que lo que te preocupa es que te quedas callado cuando tu jefe te dice que debes hacer horas extras, pero que te gustaría poder reaccionar. Lo he comprendido bien?
Se debe tener en cuenta que lo mejor es utilizar las palabras del mismo Coachee y no incluir conceptos nuevos, metáforas u otras cuestiones que pertenecen al mapa mental del Coach.
Para el Coach es necesario comprender a su cliente, su “punto de vista”, las “verdades” que tiene arraigadas, y como afectan esas cuestiones a la problemática que desea trabajar.  Por ello es necesario chequear que como Coach estamos procesando la información que nos brinda el cliente con la mayor lealtad posible.
3.            Limitar la curiosidad del Coach.
Debemos  tener cuidado al hacer preguntas. No debemos indagar en cuestiones sólo por curiosidad, sino cuando el dato sea realmente necesario para ayudar al Coachee a lograr su objetivo.
4.            Manejar la ansiedad del Coach
A veces vemos que algún Coach está tan ansioso por ser productivo que apura al Coachee, le hace una pregunta tras otra y no le da el tiempo necesario para ir a su ritmo, expresando lo que quiere y puede. Tenemos que controlar esa ansiedad y abrir los espacios para que el Coachee se mueva libremente.
5.            No dejar pasar las emociones que expresa el Coachee
Es de gran importancia prestar mucha atención a las mismas. El Coach tiene un gran capital allí y no debe perder la oportunidad de vincular las mismas a las cuestiones definidas para el trabajo en la sesión.
6.            Tener en cuenta qué modo de aprendizaje le va mejor al Coachee. Por ejemplo, si es más visual, utilizar dibujos en la conversación podría ser interesante. También podemos recurrir a juegos como el cambio de roles, el espejo, y otros que pueden tener a veces más efectividad que las propias preguntas. En mi caso, la utilización de la metodología Lego me resulta de gran aporte.
7.            El Coach como observador.
Como Coach tengo el privilegio de ser observador, aunque calificado y con ciertas atribuciones, pero nunca la de juzgar. “Esta mál” o “está bien” son juicios que nada tienen que ver con el Coaching.
8.            Descubrir los juicios que emite el Coachee y trabajarlos en relación al tema a tratar.
Por ejemplo, “soy un desastre para mantener el orden”, “tengo mal carácter”, “soy el que debe mantener la calma”.
Los juicios pueden estar trabando el camino del Coachee para lograr sus objetivos. Detectarlos y desbaratarlos puede ser de gran ayuda.
9.            Las preguntas poderosas.
Estas preguntas son herramientas indispensables para el Coach. Son preguntas que ayudan al Coachee a ser un observador diferente, a cambiar el punto de vista. A título de ejemplo, te menciono algunas:
¿Cómo piensas que te sentirías si lograras esto que estás queriendo lograr?
¿Cómo quieres ser en lugar del que estás siendo ahora?
¿Qué deseas tener que nunca hayas tenido?
¿Qué crees que te aportará ese logro al cual le estás destinando tanto esfuerzo?
¿Qué virtudes encuentras en esa persona a la que te cuesta tanto contradecir?

10.          Confidencialidad
Lo que el Coachee dice en las sesiones se queda allí. Como profesional, el Coach debe mantener absoluto secreto.

Estas cuestiones que he mencionado son centrales en mis sesiones de Coaching. De más está decir que intento que el lugar para realizarlas sea el más tranquilo posible, lejos de interferencias de personas o sonidos extraños. Teléfonos apagados siempre.

 

Dra. Claudia Fabri

Coach Ontológico

 

Quiero recibir más artículos como este
Tu Nombre

E-mail

Por favor, no te olvides de presionar el botón "Enviar ".
 

INADEE
inadee